Las 8 mejores gafas de sol para hombre

Las 8 mejores gafas de sol para hombre

Unas gafas de sol ya son algo más que un complemento de moda o un accesorio útil para evitar la intensidad de los rayos de sol. De forma consciente o inconsciente, forman parte de nuestra personalidad y de la imagen que proyectamos hacia los demás.

 

Persol 649

 

«Son un clásico de la óptica italiana y muy icónicas; es la típica gafa que llevaba Steve McQueen. En cuanto a diseño —destaca por su montura redonda— lleva estable unos cuantos años, lo que siempre le da un plus de calidad. Es una gafa de metal y acetato bastante sólida y muy resistentes. Este modelo es una apuesta segura: están de moda desde hace casi 50 años de forma ininterrumpida, son un clásico absoluto y queda muy bien».

 

Ray-Ban Clubmaster

 

«Rayban es la marca de gafas de sol más famosa y tradicional, la que inspira más confianza y quizá la más icónica. Las Clubmaster son un punto intermedio, aunque podríamos decir que son las gafas contraculturales por excelencia. No son tan populares como otros modelos de la marca, pero son suficientemente icónicas como para que las reconozcamos. Es una opción más peculiar por esa mezcla de montura metálica en la parte inferior y de acetato en la parte superior. Tiene un tipo de diseño muy joven, y las recomendarías porque son también muy sólidas, tienen la misma calidad y también se reconocen».

 

Lowdon. Chomapop, de Smith

 

“Es el modelo tecnológicamente más avanzado en cuanto a óptica. Parece futurista. Ofrece un tipo de visión único puesto que la lente tiene el tratamiento Chromapop, que hace que los colores se aprecien con una nitidez y fidelidad que no proporcionan ninguna otra gafa de sol. Tienes la impresión de no llevar las gafas de sol aunque las tengas puestas. Potro otro lado, en lo referente al diseño, es un modelo con el corte más o menos clásico dentro de Smith, una firma especializada en gafa técnica para deportes de invierno y deportes acuáticos, pero que desde hace poco se está lanzando al mercado masivo”.

 

Polaroid 2053

 

“Son las primeras gafas que incorporan un tratamiento de polarización —de ahí su nombre—. Lo hizo Edwin Herbert Land, una especie de hombre renacentista que registró un montón de patentes y que, entre ellas, creó este modelo. Fueron las primeras; las Smith son las más vanguardistas a nivel tecnológico. El modelo 2053 es muy ligero, con una estructura metálica muy fina —te las pones y no notas que las llevas—. Tienen una buena óptica polarizada y son muy asequibles. Una opción perfecta si no quieres fallar a nivel óptico».

 

Dior composit

 

“Es el modelo más reconocible de Dior de los últimos años. Ha sido muy innovador porque la propia montura está hecha de lente; es decir, la lente se sale del espacio que le queda desde la lentilla hasta la montura. Tienen un diseño perfecto, muy reconocible y son muy llamativas. Eso sí, requieren que te gusten para elegirlas deliberadamente. Es uno de los grandes éxitos de Dior y uno de los grandes éxitos del mundo de la moda de los últimos años”.

 

Damir Doma para Mykita

 

“Mykita es una marca que solo produce gafas de mucha calidad y con un tipo de diseño muy vanguardista. Suelen hacer colaboraciones con diseñadores. De todos los trabajos que han hecho, los más interesantes son los que hicieron con Martin Margiela y con Damir Doma. Este último es un diseñador de moda muy vanguardista, casi de culto ya que es muy minoritario. Si te gusta la moda un poco avanzada y te gusta Damir Roma, estas gafas son una buena elección. En definitiva, tienen un diseño muy conceptual y reconocible, y no se parecen a ninguna otra”.

 

Hawkers, Carbon Dark One

 

“Todo el mundo tiene unas Hawkers, y con razón. Ha sido el gran fenómeno de la óptica española de los últimos años. Es el modelo perfecto de “startup óptica”, en el sentido de hacer gafas asequibles y reconocibles. Tienen un precio muy competitivo, es una gafa que suele sentar bien y que remite a los modelos de los 90″.

 

Mr Boho, Bushwick

 

“Mr Boho es otra firma española que está teniendo un gran éxito. Fabrican sus propias monturas, también son muy reconocibles y de buena calidad. Se parecen a modelos de Wolfnoir, pero son un pelín más hipsters y dirigidas a un público más vinculado a las nuevas tendencias. Además, ofrecen un precio muy competitivo».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú